Abocinador.

Para Plomo (1) y para métrica o pulgada (2). Estos elementos nos permiten realizar un pequeño
cono en la punta de los tubos que junto con la roscas huecas se adaptan perfectamente a los
empalmes en las tuberías.
Algunos conectores metálicos nos obligan a realizar en la boca del tubo un collarín, para lo que necesitaremos una matriz para la sujeción del tubo, un abocardador (Pieza roja) y un martillo para formar el collarín.