¿Cómo se limpian y desatascan tuberías?

¿Cómo se limpian y desatascan tuberías?
Las cañerías, desagües y otros elementos de las redes hidráulicas, pueden repararse y limpiarse con métodos caseros. Estos métodos no siempre sirven, pero en algunos casos pueden suponer un alivio para los usuarios, ahorrándoles un dinero. Si no se trata de atascos demasiado graves, Vd. puede tener acceso a limpiar sus propias tuberías. Si desea saber cómo se limpian y desatascan tuberías, los profesionales le informan de métodos caseros que pueden suponer un alivio en un determinado momento.

Las acciones son realizadas a través de productos que no solo no perjudican las tuberías, sino tampoco la piel aunque salpiquen. Las reacciones químicas agresivas quedan fuera del alcance de los no profesionales, por eso le recomendamos utilizar productos inocuos, como el vinagre, el bicarbonato, el agua y la sal.

Con estos productos pueden lograrse acciones efectivas en muy diferentes instalaciones, aunque la regla que deben cumplir es que se trata de instalaciones con sumidero y que estén secas. Los no profesionales limpian las tuberías sirviéndose de fregaderos, bidés o lavabos. En estas instalaciones, concretamente en su sumidero, hay que echar medio vaso de bicarbonato, después medio vaso de vinagre y, tras dejar pasar 20 minutos aproximadamente, varios litros de agua hirviendo a la que se habrá añadido un generoso puñado de sal.

Como queda dicho, este método es efectivo para enfrentar incidencias y atascos en instalaciones son sumidero, pero no sería válido para realizar limpiezas y desatascos en inodoros o cualquier otra instalación que presente un nivel de agua abierto. En estos casos, se procede de manera diferente, montando un desatascador con algo tan simple como una fregona y una bolsa de plástico. Esta bolsa deberá adherirse fuertemente al mocho, y luego este será introducido hueco abajo, por el inodoro, de modo que se ciña bien al hueco. De este modo, el atasco producido en el interior del WC desaparecerá sin más problemas.